Lunes 18 de Noviembre de 2019

Passalacqua recibió a delegación japonesa para estrechar lazos de cooperación con la Agencia JICA

21/08/2019 - 10:03

El gobernador Hugo Passalacqua recibió este martes a una delegación de expertos japoneses que llevan adelante el Proyecto para el desarrollo de cadenas de valor inclusivas orientadas al mercado, bajo el concepto OVOP Argentina, ya que Misiones se encuentra entre las cinco provincias seleccionadas para ser intervenidas con esta iniciativa nipona. Las otras son Buenos Aires, Catamarca, Chaco y Salta.

 

 

El concepto OVOP, por su sigla en inglés One Village, One Product y en español Un pueblo, un producto, se basa en tres principios: localidad y globalidad; autogestión y creatividad y desarrollo de recursos humanos.

 

El primer punto hace referencia a “pensar global y actuar local” para “reforzar la identidad local”. A punta a generar productos o servicios únicos en el mundo aprovechando los recursos locales. El segundo concepto se refiere a que “es la gente misma quien selecciona y diseña el desarrollo del producto o servicio” con “innovación y nuevas ideas”. Se completa con la meta de “formar líderes locales quienes revitalizarán el área local”.

 

La iniciativa se vehiculiza a través del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación y la Agencia de Cooperación Internacional del Japón (JICA).

 

En tanto que la participación  del Estado provincial se concreta por intermedio de los ministerios de Desarrollo Social, cuyo titular es Lisandro Benmaor y de Acción Cooperativa, Mutual, Comercio e Integración que administra Elida Vigo. 

 

El encuentro con Passalacqua se gestionó vía la Dirección General de Comercio Exterior a cargo de María Martha Oria “en función que somos punto focal de Cancillería en lo que hace a cooperación y relaciones internacionales”, dijo la funcionaria quien representó a la Ministra en la reunión realizada en Sala de Situación de la Casa Gobierno. 

 

En relación a la participación del Ministerio en el proyecto destacó que “la prioridad” de la cooperación japonesa se centrará en “género y juventud” para la cual puso disposición información del Registro de Emprendedoras Misioneras (REM). Un ordenamiento guía que permite categorizar las actividades productivas encabezadas por mujeres según servicios que presten y productos que ofrecen. Vigente desde 2017, a la fecha ya cuenta con 2.810 emprendedoras inscriptas en todo el territorio provincial.

 

 

Completó la nómina de funcionarios anfitriones Marta Benítez, de la Dirección Provincial de Jubilaciones de Amas de Casa de la Vicegobernación, además del mencionado ministro Benmaor.

 

Los expertos japoneses Kotaro Mizoguchi, Tsuneo Kuwahara, Yasushi Hiraia presentaron la propuesta al Gobernador, acompañados por la representante de JICA en Argentina, Cynthia Natalia Gómez y Vanesa Wainstein, por la Dirección General de Proyectos Especiales y Cooperación Internacional del MSyDS de la Nación.

 

Explicaron que se promoverá la vinculación y articulación con los diferentes programas e instituciones relacionados al desarrollo local, conformando mesas de diálogo entre ellos y los diferentes niveles de Gobierno.

 

 

Sobre la filosofía o movimiento OVOP.

 

One Village, One Product (OVOP) o Un Pueblo, Un Producto surgió en la Prefectura Oita, en 1979 por iniciativa del Gobernador Hiramatsu y como respuesta a distintas problemáticas que impedían el desarrollo local.

 

Con el fin de fortalecer la cohesión social y autonomía económica de las comunidades, este proyecto promueve e impulsa la creación de oportunidades de negocios para actores de la economía social y empresas ligadas a ellos, a través de la revalorización de las costumbres y tradiciones, del entorno, paisaje, recursos naturales, propios de cada comunidad.

 

Este modelo busca desarrollar la economía a nivel territorial, agregando valores a sus productos tangibles e intangibles y capacitando a sus recursos humanos.

 

La filosofía o movimiento Un pueblo, un producto, responde a una estrategia de desarrollo japonés que surgió en la década del setenta. Básicamente, se fundamenta en el trabajo de las comunidades locales, quienes a través de productos propios o únicos, se convierten en autogestores de su desarrollo. 

 

De esta manera se pretende mejorar la calidad de vida de los habitantes de las localidades, propiciando el desarrollo de las capacidades que posibiliten dar mayor valor agregado a sus recursos, a fin de promover la identidad, el respeto por la cultura local, el sentido de pertenencia y el sentimiento de orgullo.

 

En Argentina, se encuentra en la Etapa de Planificación (Junio de 2019 – Mayo de 2020). Tiene prevista la realización de seminarios en cada una de las provincias seleccionadas y una capacitación en Colombia y en Japón con los actores locales de cara a una planificación de actividades para la fase de implementación.

 

En ese sentido Cynthia Gómez, de JICA Argentina, anunció que en el mes de septiembre se llevará a cabo en Misiones un taller sobre los detalles de este proyecto y las características de esta filosofía de desarrollo local, típicamente japonesa. En este ámbito se presentarán los casos exitosos que realizaron en otros países. 

 

“En el primer año de planificación queremos fortalecer a los actores que brindan apoyo a los productores, para luego enfocarnos en ellos y lograr en un plazo más largo el desarrollo de las comunidades” dijo a lo que añadió que el objetivo es “tener productos con una fuerte identidad social que genere orgullo y principalmente que permita  trabajar articuladamente con un producto o un servicio”.

 

En resumen, se está promoviendo el desarrollo de sus actividades con una orientación hacia el trabajo de campo, haciendo foco en la seguridad humana y adoptando un abordaje de mayor eficacia, eficiencia y celeridad.  

 

La Etapa de Implementación (Junio de 2020 – Mayo de 2024) propone la difusión y el desarrollo de capacidades en torno a las herramientas de Un Pueblo, Un Producto

(OVOP); la creación de herramientas e instituciones que afiancen las estrategias de elaboración y comercialización de productos únicos, identificados con las particularidades y los recursos regionales; además prevé la coordinación entre los diferentes programas e instituciones que promueven el desarrollo local a través del establecimiento de mesas de trabajo.

 

Las acciones propuestas para esta cooperación contemplan el envío de expertos, la realización de cursos de capacitación en Japón y la provisión de equipamiento y materiales cuando sea necesario.

 

En esa línea, Kotaro Mizoguchi, señaló que OVOP “es un proyecto para el desarrollo de cadena de valor” con el que “se trata de armar emprendimientos de productos y servicios centrados más en el desarrollo local que en las ganancias” y afirmó que “aportará para llevar adelante capacitaciones en Japón y ayuda a los organismos de la provincia”.