Lunes 19 de Agosto de 2019

Lucha contra el dengue: el municipio refuerza operativos de descacharrado y prevención en los barrios

06/08/2019 - 10:30

La Municipalidad de Posadas intensifica medidas de concientización y eliminación de criaderos del mosquito Aedes aegypti, transmisor del virus del dengue, la chikungunya, el zika y la fiebre amarilla.

 

 

Los operativos se llevan adelante en doble turno. Por la mañana, los operarios desarrollan trabajos de descacharrado, control focal y sensibilización. Mientras que, por la tarde se concretan tareas de fumigación espacial en las zonas más críticas.

 

La temporada invernal es considerada período de interbrote por la Organización Mundial de la Salud (OPS) durante la cual se recomienda reforzar medidas de prevención para evitar la reproducción del vector.

 

 “El frío no implica que el mosquito desaparezca sino que se retarda el paso de un estadio a otro y se traslada al interior de los domicilios donde la temperatura le permite desarrollarse. Por eso, es importante que los vecinos mantengan la limpieza para reducir la cantidad de las larvas. Luego de cada lluvia es primordial revisar los patios y desechar cualquier recipiente que pueda acumular agua. Este es el momento del año en el que más alertas debemos estar porque lo que se haga desde ahora hasta octubre nos va a marcar lo que va a pasar en el verano del año que viene. No queremos que vuelva a suceder lo que pasó cuando iniciamos nuestra gestión en el verano del 2016”, resaltó Fabián Zelaya, director del Instituto Municipal de Vigilancia y Control de Vectores.

 

Además, el funcionario explicó que actualmente el municipio cuenta con 400 ovitrampas en 200 hogares que posibilitan realizar un seguimiento exhaustivo de la presencia aédica en la ciudad todas las semanas. Estos datos son fundamentales para diagramar acciones de descacharrización o fumigación según la necesidad de cada zona.

 

Por su parte, la jefa del Departamento de Estadísticas del Instituto Municipal de Vigilancia y Control de Vectores, Karen López, destacó que “en los últimos dos meses retiramos de las casas posadeñas más 900 toneladas de cacharros o recipientes en desuso que representaban potenciales criaderos”.