Lunes 19 de Agosto de 2019

Madre con siete hijos a cargo, dos con discapacidad recibió su vivienda después de años de lucha

29/07/2019 - 09:58

POSADAS. Una madre de diez hijos, Mariela Rodríguez, con siete a cargo, entre ellos trillizas de 7 años, tuvo en estos días una buena noticia: las autoridades del Instituto Provincial de Desarrollo Habitacional (Iprodha) le entregaron después de cinco años, las llaves de su nueva casa en el barrio Itaembé Guazú, y al recibirlas, la mujer lloró de felicidad.

 

Tras años de arduas gestiones sostenidas por el acompañamiento del Partido Agrario y Social, la Agrupación Mujeres Valientes y del Movimiento Evita, esta madre podrá abandonar el pequeño lugar que alquila y en el que sobrevive prácticamente hacinada con sus hijos.

"Estoy feliz por tener por fin la casa que tanto esperamos, sobre todo por mis trillizas que nacieron prematuras, con 24 semanas de gestación, dos de ellas con problemas de salud, Martina con discapacidad motriz y una válvula porque tuvo hidrocefalia, ya fue operada, y su gemela, Oriana es epiléptica y padece asma", contó Mariela.

Ella se separó hace cinco años del padre de sus hijos, y tuvo que abandonar la casa donde vivía porque no era suya. Y a partir de ese momento comenzó una ardua lucha, sola con los chicos, alquilando, luego se inscribió en el Iprodha, y al cabo de cinco años por fin le entregaron la vivienda para su numerosa familia.

 

"Me ocupo de que mis hijos tengan lo necesario"

"Mi lucha como madre sola es bastante pesada porque mis nenas requieren cuidados especiales, y el único recurso que tengo es la Asignación Universal por Hijo, y la pensión por discapacidad de una de mis hijas, y después me rebusco vendiendo en la feria y eso nos ayuda a salir adelante", dice.

Las trillizas pesaron 600 gramos al nacer. Tuvo un embarazo tri-gemelar, Martina y Oriana son gemelas y nacieron con labio leporino. "La que más sufrió fue Martina porque era muy chiquita, tuvo un ACV y eso le provocó una hidrocefalia. Ella tiene una válvula y no puede caminar, y todos los días la ayudamos en lo que podamos porque no tenemos medios. Con chicos discapacitados se necesita tener un buen sueldo para que ellas, por ejemplo, puedan contar con sesiones kinesiológicas. Martina concurre a una escuela para chicos discapacitados y tiene kinesiología dos veces a la semana", explica la joven madre.

La situación se le torna compleja; pero ella no deja de luchar, y tratando de salir adelante para que a sus hijos no les falte nada. "De alguna u otra manera siempre busco que ellos tengan lo necesario", destaca.

 

Necesidad de servicios de agua y luz gratuitos

Actualmente vive con sus chicos en una casa alquilada, muy precaria y pequeña para una familia numerosa. Pero prácticamente todos sus ingresos los invierte en pagar el alquiler y la mantención de sus hijos. 

"Así que ahora que me entregaron la casa estoy mucho más tranquila; también se complicó un poco porque tengo que bajar la luz y el agua y no cuento con medios para hacerlo más rápido, pero  el diputado Martín Sereno  también está haciendo gestiones para ver como se puede agilizar el trámite y que la conexión de los servicios sean gratuitos. 

En ese sentido no tengo más que palabras de agradecimiento para Martín, y para las militantes como Paula Ávalos, de Mujeres Valientes, que tanto hacen por mi familia", manifestó.

Reiteró que sus hijos son su prioridad y siempre brega para que no les falte nada. Sobre todo a las trillizas que constantemente necesitan pañales, y leche fortificada. Además de sus otros hijos, tiene seis nenas y un varón. "Por ellos sigo luchando, hago de madre y padre, y confío, como pasó como ahora con nuestra casa, en que vamos a seguir adelante rodeados de personas como Paula, Martín y mi hermana que me apoyan en esta tarea", señala Mariela.