Lunes 19 de Agosto de 2019

Comisión parlamentaria: Familias del barrio Patotí reclaman y defienden su derecho a la tierra

04/07/2019 - 11:27

La semana pasada en la Cámara de Representantes, el presidente del Bloque de Diputados del Partido Agrario y Social, Martín Sereno, volvió a levantar la voz en favor de las familias amenazadas por la corporación judicial que no acata las leyes provincial ni nacional que garantizan la posesión de las tierras que habitan hombres, mujeres, niños y niñas desde hace décadas, y que están amparadas no sólo por esas normas, sino también por garantías constitucionales.

 

Esta vez, como sucede en reiteradas ocasiones -con proyectos como la Adhesión a la Ley Nº 27.453 de Régimen de Regularización Dominial para la Integración Socio Urbana-, el PAyS solicita la expropiación de la chacra 43 de Posadas, más conocida como barrio Patotí.

"Este proyecto de Ley es motivado por la urgente necesidad que requieren más de 30 familias que viven desde hace unos 48 años en la chacra 43 de Posadas, conocida popularmente como barrio Patotí, ubicada entre las avenidas Urquiza y Lavalle habitadas por familias que conforman actualmente tres y cuatro generaciones que desde hace 40 y 50 años y luchan por su derecho a la tierra y a la vivienda. Ahí conviven bisabuelas, abuelas, madres, hijos, nietos y bisnietos que nacieron y crecieron en el barrio”, expresó el diputado Sereno.

 

Desalojaron a dos familias en Garupá

En la sesión del jueves, el diputado del PAyS pidió que su Proyecto de Expropiación de la chacra 43 sea tratado y aprobado sobre tablas, considerando el riesgo de desalojo que impone la Justicia sobre cientos de familias. Sin embargo, por recomendación del bloque mayoritario de legisladores oficialistas, el proyecto pasó a Comisión.

"En la sesión anterior pedimos tratamiento preferencial con dictamen de Adhesión a la Ley Nacional, porque sabemos de los casos en riesgo de desalojos ilegales, por eso buscamos que ésta sea una herramienta de protección para las familias. Teníamos la idea de sacarlo sobre tablas; pero el oficialismo manifestó que no aprueban adhesiones a leyes sobre tablas; y mientras los diputados renovadores miden los tiempos, en estos días hubo dos desalojos más", cuestionó Sereno.

 

El PAyS acompaña estos procesos desde siempre

Tanto las familias del barrio Patotí como las de otros lugares, son víctimas de la Justicia que paradójicamente no respeta las leyes. Siempre se trata de grupos familiares completamente adheridos a las normas tanto provincial como nacional, sin embargo no son contempladas por algunos jueces y terminan expulsadas a la calle.

Este martes, en la Comisión de Asuntos Constitucionales y Derechos Humanos, las familias del barrio Patotí conmovieron a los legisladores con sus historias de vida, logrando el compromiso de buscar una solución política al conflicto de tierras.

"En el año 90 estos vecinos iniciaron la regularización de las tierras; en el 2000 presentaron un pedido de expropiación y en el 2015 iniciaron la posesión cuarenteñal. Todos fueron intentos fallidos para regularizar sus tierras luego de habitarlas durante casi 50 años.

Fueron pioneros y cuando todo era monte y arroyo compraron los terrenos, los mejoraron, urbanizaron, construyeron sus viviendas, crecieron a sus hijos, sus nietos armaron sus familias. Sin embargo, luego de las mejoras del Estado como apertura de calles, entubamientos, alumbrados, las tierras cobraron valor y aparecen ciertos personajes oscuros con influencia política y judicial, y reclaman la posesión de las tierras cuando estas familias son dueñas indiscutibles”, afirmó Sereno, autor del Proyecto de Ley de Expropiación.

 

"Esto es doloroso para nuestras familias"

En la Comisión de Asuntos Constitucionales, varios vecinos contaron el sufrimiento y el temor al desarraigo. Sus relatos sensibilizaron a los y las legisladoras que asumieron el compromiso de buscar una solución.

"Cuando fuimos a vivir a ese barrio todo era un bañado. Recorríamos varias cuadras para buscar el agua potable con baldes. No teníamos luz, ni servicios; pero ahora aparecen estos supuestos propietarios y la Justicia los respalda enseguida. Sin embargo cuando nosotros hicimos cientos de presentaciones, nunca nos tuvieron en cuenta", lamentan.

Consideran que semejante desigualdad e injusticia ocurre porque "esos que dicen ser los dueños de nuestras tierras, es gente con poder. No encontramos otra razón, porque luchamos desde hace más de 20 años y siempre estamos con el corazón en la boca porque nos sentimos con un pie adentro y otro en la calle, con la Justicia que no acepta nuestros argumentos", destaca Mirian del Rosario, en representación de los vecinos.  

 

"Confiamos en que los diputados nos ayuden"

Pero la mujer también agrega: "No nos damos por vencidos y seguimos luchando. Buscamos muchas instancias y hablamos con todas las instituciones; pero nunca logramos una respuesta ni una gestión favorable a nuestro problema. 

Ahora confiamos en el diputado Sereno que estuvo en el barrio, se reunió con los vecinos, vio nuestra realidad y se puso el problema al hombro porque elaboró un proyecto y por primera vez venimos a la Casa del Pueblo que es la Cámara de Diputados para que escuchen nuestro reclamo. 

Ojalá que esta vez tengamos alguna respuesta a partir de las gestiones y la ayuda del Partido Agrario y Social”, indicó Miriam, referente vecinal de la chacra 43, de Posadas.

 

Desalojo que provocó desarraigo

Las familias del barrio sufrieron el año pasado, el primer desalojo de una vecina que vivió en Patotí toda su vida. Ahora fue relocalizada, pero solamente va a esa casa nueva a dormir, porque todos los días toma el colectivo y regresa al lugar donde viven sus vecinos, sus amigas, sintiendo el dolor del desarraigo.

"Ya sufrimos el primer desalojo el año pasado y fue terrible porque tenemos una convivencia muy buena, somos una gran familia. Crecimos juntos y atravesamos los procesos que viven los parientes: compartimos cumpleaños, casamientos. Somos padrinos de los hijos de nuestros vecinos. Nos queremos y nos cuidamos", cuenta a los disputados otra de las vecinas

Esta familia desalojada por orden de la Justicia, está registrada en el Iprodha y en el Renabap, y cuenta con toda la documentación. 

"Sabemos que no hay papeles ni argumentos que la Justicia apruebe y escuche, así que esperamos que los diputados y diputadas nos puedan ayudar, porque de otra forma no creemos que haya solución. Y queremos que esa familia desalojada vuelva al barrio, porque es parte del lugar tanto como todos nosotros", resaltó la mujer.

El proyecto de expropiación de la chacra 43 recibió en la comisión parlamentaria un tratamiento preferencial; pero por ahora seguirá en estudio.